Seguidores

Suscríbete a las Entradas!!

Entradas Populares

Archivo del Blog

Vídeo UCDM

vídeo UCDM

vídeo UCDM

Configure
- Back To Orginal +

miércoles, 24 de noviembre de 2010

"LO QUE PASA CUANDO DEJAS IR"

Introducción

“La salvación no es más que un recordatorio de que este mundo no es tu hogar.”
[T-25.VI.6:1]

"Mi reino no es de este mundo: si de este mundo fuera mi reino, mis servidores pelearían..."
[John: 18:36]

Antes de que embarquemos en esta travesía juntos, me gustaría compartir un poco contigo algo de mis experiencias pasadas. Aunque se podría decir que a través de mi vida he tenido una afinidad con el mundo espiritual, en el año 1986 fue cuando mi proceso de despertar comenzó. Para mí no fue una decisión inspirada, sino una decisión que tuve que tomar debido a un dolor interno y a la desesperación. Estaba envuelto en una relación romántica la cual fue muy dolorosa. Y no importa lo que ella hiciese o me dijera, era imposible para mí ser feliz. Todas mis relaciones pasadas me causaban mucho dolor y estaban acompañadas con un sentido de culpabilidad el cual no podía hacer nada para deshacerme de estos sentimientos psicológicamente intolerables.

En medio de toda esa desesperación, ella empezó a leer un artículo en el periódico donde hablaba de un método que enseñaba como controlar la mente. Yo no sabía nada de esa organización. Lo único que recuerdo es que las palabras controlar la mente cautivaron mi atención. Mi nivel de desesperación era tan profundo que no me importo cuanto constaba ese entrenamiento. En ese momento todo lo que pudiese ayudarme a deshacerme de los demonios que estaban infectando mi mente sería suficiente para mí, puesto que había intentado visitas con terapeutas y nada funcionó.

Después de haber atendido ese curso, fui introducido a lo que ellos le llaman adquirir un estado de alpha, lo cual luego me di cuenta que era una forma de meditación. Fue un curso de dos semanas y mi mente estaba tan agitada que tratando de silenciarla fue extremadamente frustrante. Sin embargo, algo dentro de mí me movía a continuar con la práctica. Llegué a un punto donde meditaba cinco veces o mas diariamente.

Después de esa experiencia atendí muchísimos seminarios, talleres, estudie con muchos de los maestros mas influenciales en las áreas de religión, espiritualidad, metafísica, física cuántica, negocios, relaciones amorosas y todo lo que se podría imaginar. Vi películas de inspiración, compré DVD´s y vídeos de maestros, gurus, practiqué todo tipo de ejercicios mentales y físicos relacionados con espiritualidad, recité mantras, estuve envuelto con cristales, tuve entrevistas con curanderos, medios, personas psíquicas y podría continuar sin terminar. E incluso terminé trabajando para un entrenador, el cual era considerado como un experto en el área de cambiar su estado financiero a través del éxito y como realizar sus sueños. Muchos maestros, gurus, y entrenadores del mundo de auto ayuda tienen un resumen similar al mío. La diferencia es que lo que estoy tratando de impartir es que no estoy tratando de impresionarte con mi experiencia sino que lo que aprendí fue que perdí mi tiempo, veinte años de mi vida para ser mas especifico, estudiando con ídolos falsos.

La gran mayoría de ellos tienen buenas intenciones, pero sin embargo todo lo que me enseñaron fue a buscar soluciones fuera de mí. Aún cuando muchos de ellos sugerían que buscase las contestaciones dentro de mí, ellos continuaban promoviendo sus procesos, productos y talleres asumiendo que ellos tenían contestaciones. Prácticamente cada taller y curso que tomé tenía una agenda escondida. Ya sea a través de meditación, mantras, trabajo duro, determinación, visualización, enfoque, reuniones semanales, todo era tratando de enseñarme como ejercer control sobre mi vida. El mensaje que recibí de cada uno de estos maestros fue el siguiente: Cuando sentí que mi vida no estaba funcionando, ellos me decían que “yo” tenía que hacer algo para cambiar, o arreglar mi situación. Pero mi pregunta fue: Sería posible que la razón por la cual mi vida no estaba funcionando era porque “yo” estaba tratando de cambiarla o arreglarla? ¿Y cómo saber si los cambios que estaba tratando de efectuar en mi vida no terminarían siendo más desastrosos que beneficiosos?

Un Curso de Milagros me recuerda: “Has considerado algunos de tus mayores avances como fracasos, y has evaluado algunos de tus peores retrocesos como grandes triunfos.” T-18.V.1:6. Permíteme preguntarte, ¿cuántas veces adquiriste lo que estabas buscando, con lo que luego te diste cuenta que no te trajo felicidad ni te llenó, pero que también en algunas ocasiones terminó siendo una de tus peores maldiciones?

Después de encontrarme completamente desilusionado, puesto que ninguna de mis prácticas y conocimientos adquiridos a través de todos los maestros y filosofías estudiadas me trajo paz y felicidad, finalmente me rendí. Al empezar este capítulo te dije que mi travesía espiritual comenzó en el año 1986. Después de encontrarme enfermo y cansado de la forma en que mi vida continuaba, después de veinte años estudiando con todo maestro espiritual, ministro, shaman, curandero, guru, experto, líderes de talleres y seminarios que te pudieses imaginar, en Noviembre del año 2007 tomé una decisión que nunca me imaginé fuese a tomar. Cogí todo libro, grabación, CD, DVD, todo programa que había comprado a través de los años en todas las áreas del desarrollo mental, físico, espiritual, negocios, pensamiento positivo, realizar tus metas, etc., los puse en dos cajas y se lo regalé a una organización de caridad llamada el Ejército de Salvación. Estoy hablando literalmente de miles y miles de dólares en información.

En ese momento mi compromiso con mi desarrollo espiritual comenzó. Ahí fue cuando de verdad puse mi vida en las manos de Dios. En ese momento fui introducido a Un Curso de Milagros. Lo que me atrajo al mismo fue que el Curso no es una religión, un libro de auto ayuda tratando de enseñarme como manifestar nada, o un mapa de como adquirir contestaciones. Todo lo que el Curso hizo fue ayudarme a entender que ningún tipo de contestación o proceso intelectual me puede servir a alcanzar mi libertad. Y hay una razón la cual se clarificará en los próximos capítulos. Por ahora me gustaría compartir contigo la introducción de Un Curso de Milagros para que tengas una idea de lo que el Curso es. Antes de empezar, me gustaría que consideres lo siguiente. Los principios contenidos en este libro pueden ser utilizados y aplicados por cualquier persona sin tener que ser estudiantes del Curso. Lo único que se requiere es tener un corazón abierto y la disposición de dejar que el amor que se encuentra dentro de uno se exprese. Simple? Si. Fácil? Ya veremos.

La introducción de Un Curso de Milagros dice: "Éste es Un Curso de milagros. Es Un Curso obligatorio. Sólo el momento en que decides tomarlo es voluntario. Tener libre albedrío no quiere decir que tú mismo puedas establecer el plan de estudios. Significa únicamente que puedes elegir lo que quieres aprender en cualquier momento dado. Este curso no pretende enseñar el significado del amor, pues eso está más allá de lo que se puede enseñar.

Pretende, no obstante, despejar los obstáculos que impiden experimentar la presencia del amor, el cual es tu herencia natural. Lo opuesto al amor es el miedo, pero aquello que todo lo abarca no puede tener opuestos.

Este curso puede, por lo tanto, resumirse muy simplemente de la siguiente manera:

Nada real puede ser amenazado. Nada irreal existe.
En esto radica la paz de Dios"

Quisiera compartir mi entendimiento de esa introducción, especialmente después de haber leído y puesto en práctica lo que el Curso enseña.

Éste es Un Curso de milagros. Es Un Curso obligatorio. Sólo el momento en que decides tomarlo es voluntario.

Dependiendo de donde te encuentres en tu vida, eventualmente llega el momento, tarde o temprano, donde sentirás que el mundo no tiene nada que ofrecer que te pueda satisfacer. Ahí es cuando muchas personas empiezan a confrontar experiencias negativas sin saber el origen. Y para tratar de suprimir el dolor interno se encuentran adictos a drogas, comida, sexo, trabajo, ver televisión excesiva, tratan todo tipo de terapia, y en casos extremos muchos se suicidan.

Eso es a lo que el Curso se está refiriendo cuando dice que el mismo es Un Curso obligatorio. Porque cuando finalmente uno se encuentra de rodillas, de la única forma que podremos salir de nuestra obscuridad, es con la ayuda de un Poder más grande que el nuestro. El arrodillarse es una forma de decir que estamos preparados a poner nuestras vidas en las manos de nuestro Creador, o dejar ir todo a lo que nos hemos aferrado durante nuestra vida. En esos momentos de dolor es cuando decidimos estudiar el Curso, o buscar un camino espiritual de los muchos que hay disponibles el cual nos llevara a descubrir nuestra naturaleza divina. Por eso el Curso dice que “Sólo el momento en que decides tomarlo es voluntario.” Es voluntario porque nadie te esta forzando a estudiarlo. La pregunta que nos podríamos hacer sería, ¿cuánto tiempo estoy dispuesto a sufrir antes de tomar la decisión de entregar mi vida al Creador para poder disfrutar de mi poder Divino?¿Cuánto tiempo me tomará finalmente entender que el mundo no tiene nada que ofrecer que me brinde completa felicidad, paz, regocijo y que me llene permanentemente?

Tener libre albedrío no quiere decir que tú mismo puedas establecer el plan de estudios. Significa únicamente que puedes elegir lo que quieres aprender en cualquier momento dado.

El único libre albedrío que tenemos es el de elegir a Dios a través de practicar las enseñanzas del Curso, o cualquier práctica espiritual que nos sintamos inspirados a seguir, o de continuar sufriendo las consecuencias de nuestras propias decisiones. Para mantener congruencia con el material en este libro, debido a que estamos hablando de Un Curso de Milagros, vamos a suponer que has decidido estudiar el Curso. En ese caso puedes elegir con qué parte del Curso estas cometido(a) a poner en práctica. Porque el Curso es bien claro cuando nos recuerda que lo único que nos llena y nos brindará felicidad, regocijo y paz permanente es cuando recordamos quien realmente somos. Debido a que el proceso de este descubrimiento, o de despertar es gradual, las lecciones que estemos preparados(as) para practicar resonarán al nivel de consciencia en la que nos encontremos en cada momento. Otras lecciones tomarán más tiempo para aceptar. Por eso es que el Curso dice, “... puedes elegir lo que quieres aprender en cualquier momento dado.”

Este curso no pretende enseñar el significado del amor, pues eso está más allá de lo que se puede enseñar. Pretende, no obstante, despejar los obstáculos que impiden experimentar la presencia del amor, el cual es tu herencia natural.

El Curso esta enfatizando algo muy importante. Debido a que el significado del amor es imposible ser enseñado, puesto que el mismo está fuera del entendimiento intelectual, todo lo que el Curso hace es ayudarnos a remover los obstáculos, los cuales no nos permiten tener la experiencia directa de lo que es el amor interno. En otras palabras, quien tú realmente eres es amor perfecto, por lo tanto es imposible tratar de enseñarte lo que ya tú eres. Sin embargo, tu esencia la reconocerás cuando los obstáculos (miedo) que has inconscientemente construido sean finalmente removidos. En ese momento tu esencia, tu naturaleza divina es revelada.

Lo opuesto al amor es el miedo, pero aquello que todo lo abarca no puede tener opuestos.

Este curso puede, por lo tanto, resumirse muy simplemente de la siguiente manera:

Nada real puede ser amenazado. Nada irreal existe.
En esto radica la paz de Dios"

En el próximo capítulo compartiré mi entendimiento de estas últimas líneas de la introducción del Curso debido a que en este momento necesitarás una base un poco más sólida antes de que estés preparado(a) para aceptar su mensaje.

Así que aunque este libro, y mi vida es basada en las enseñanzas de Un Curso de Milagros, quiero aclarar que no estoy implicando o sugiriendo que el Curso es el único camino a la iluminación espiritual. Es sencillamente el camino, además de otros, con el cual he resonado, y que finalmente me contestó todas las preguntas que ninguna otra filosofía o práctica me pudo contestar. Y lo interesante de este caso es que todas mis preguntas fueron contestadas sin darme contestaciones específicas. La razón es porque el Curso nos lleva a contestaciones las cuales no pueden ser explicadas si no que necesitamos la experiencia directa. Por eso es que Un Curso de Milagros me recuerda; "El Curso pone más énfasis en la aplicación práctica que en la teoría, y más en la experiencia que en la teología. Señala específicamente que 'una teología universal es imposible, mientras que una experiencia universal no sólo es posible sino necesaria'" Prefacio.

Este libro no es para ofrecer contestaciones puesto que eso estaría en conflicto directo con tu propia comunicación con tu Guía interno. Simplemente lee el contenido y observa cómo las contestaciones a tus preguntas se revelan naturalmente. Mi intención es la de compartir contigo las enseñanzas del Curso mientras utilizo como ejemplo algunas de mis experiencias personales, y también hacerte recordar que nunca encontrarás contestaciones en el mundo. Un Curso de Milagros me recuerda: “Las respuestas que el mundo ofrece no hacen sino suscitar otra pregunta, si bien dejan la primera sin contestar." T-27.IV.7:4 También a través de este libro quiero hacerte recordar que, independientemente de lo que esté sucediendo en tu vida, estás exactamente donde tienes que estar, y que todo está sucediendo perfectamente. Un Curso de Milagros me recuerda: "Todas las cosas obran conjuntamente para el bien. En esto no hay excepciones." T-4.V.1:1-2. También la Biblia me recuerda: "Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados." [Romanos 8:28]

Así que aunque estés confrontando una situación difícil, ya sea física, emocional, financiera, social, no importa cuál sea tu situación, tu vida se está desarrollando perfectamente como debería ser. Y cuando termines de leer este libro, lo que acabo de decir no sólo lo entenderás perfectamente sino que vas a ver el precioso regalo que continuamente se revelará a través de todas y cada una de tus experiencias.

Una vez más quiero recordarte que cuando embarcas en una travesía de descubrimiento propio, el mundo que estás acostumbrado a ver cambiará, y algunas de tus experiencias serán un poco difíciles de manejar. Para muchas personas éstas son etapas un poco temerosas. Aun así, esto es parte de un proceso espiritual divino y precioso, uno donde tendrás la oportunidad de descubrir ese aspecto tuyo el cual es tan magnífico, increíblemente poderoso, tan glorioso, tan precioso y amoroso que no se podría describir con palabras. Pero para tener esa experiencia tienes que estar abierto de mente y corazón. Tienes que estar dispuesto a dejar a un lado todo lo que crees que sabes. Para ilustrar mi punto, hay una historia donde un profesor de filosofía estaba muy entusiasmado en conocer a un gran maestro en la India. Cuando finalmente se encontró frente a frente con el maestro, el profesor empezó a hablar y a compartir con el maestro todo su conocimiento. El maestro calladamente le preguntó al profesor si quería una taza de té. El profesor aceptó, y continuó hablando. Eventualmente, mientras el maestro estaba sirviendo el té, el liquido empezó a desbordarse fuera de la copa, y cuando el profesor sintió el liquido en sus pantalones le dijo al maestro que dejase de servir puesto que la copa estaba llena. Con una sonrisa el maestro le dijo al profesor, “su mente está tan llena de lo que usted sabe, que no hay espacio para que entre nada mas.”

Un Curso de Milagros me recuerda: "Aquellos que nunca se olvidan de que no saben nada, y que finalmente están dispuestos a aprenderlo todo, lo aprenderán. Pero mientras confíen en sí mismos, no aprenderán. Pues habrán destruido su motivación de aprender pensando que ya saben." T-14.XI.12.:1-3 Cuando estés dispuesto a aceptar que no sabes nada, en ese momento tendrás acceso al conocimiento. El conocimiento que te llevara a tu libertad; el conocimiento que solo se puede experimentar cuando recuerdas Quien en realidad eres!